Formulario de búsqueda

FlickrFaceBookTwitterGoogle +Aplicaciones para IOSAplicaciones para AndroidRSS

Carlos Martínez visita con los vecinos de San Pedro el lavadero y recalca que “hacer ciudad también es recuperar nuestras señas de identidad”

• Las obras para bajar el nivel ya han concluido y ahora se trabaja en la realización de una réplica de la instalación original con siete pilares a cada lado de forja y un tejado de madera acabado en teja además de piedra arenisca y caliza. El alcalde pone en valor la implicación de los vecinos de San Pedro con su barrio y su apuesta por este proyecto y recalca que “hacer ciudad es dejar patrimonio a nuestros hijos, pero también cuidar nuestras raíces con iniciativas como ésta o la de la fuente del Espolón, el árbol de la música, la ermita de San Saturio, la noria, las Ruinas de San Nicolás…”

El alcalde Carlos Martínez ha visitado esta mañana la evolución de los trabajos de rehabilitación del antiguo lavadero junto al Bar del Soto Playa y ha estado acompañado por una representación de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Pedro y de la empresa que ejecutará la intervención. Esta actuación, que se espera concluir antes del invierno, se realiza en colaboración con el almacén y los técnicos municipales que ya han avanzando en los trabajos de adecuación de la solera. Durante la reunión a pie de obra, se han podido consultar planos recuperados del Archivo Municipal, imágenes de los años 40 de la instalación original así como conocer los detalles del proyecto y rememorar el uso de este lugar por algunos de los vecinos de la zona quienes siempre han defendido su recuperación.

Carlos Martínez ha insistido en que esta actuación se enmarca dentro del objetivo del equipo de Gobierno “de recuperar patrimonio de todos los sorianos” y también “mantener las señas de identidad de nuestra ciudad”. El alcalde también ha querido destacar el compromiso de la Asociación de San Pedro quien siempre creyó en este proyecto y quien ha sido una firme defensora de las actuaciones en márgenes del Duero para recuperar el río para la ciudad. “Cuando hablamos de hacer ciudad, hablamos de generar patrimonio y legarlo a nuestros hijos, pero también hablamos de recuperar aquellas señas de identidad que se han ido perdiendo por falta de mantenimiento o deterioro durante años”, ha explicado el alcalde, quien ha repasado alguno de estos guiños a la historia en el entorno de San Pedro como “la ermita de San Saturio, las Ruinas de San Nicolás, el Rincón de Leonor, la muralla con sus puertas de acceso en el río, la noria, el propio templete del árbol de la música… la recuperación en un futuro cercano de la fuente antigua de la plaza mayor y ahora este lavadero en el río Duero”.

Desde el Ayuntamiento se ha realizado un trabajo exhaustivo de investigación para intentar localizar los planos antiguos de esta construcción de finales del siglo XIX o principios del XX y que puedo mantenerse operativo hasta la década de los 40, aunque con algunos cambios como se aprecia también en diferentes imágenes recopiladas en las que se observa la desaparición de uno de los laterales. “Vamos a intentar realizar una réplica casi exacta con algunas mejoras como la unión de los dos laterales del lavadero a través de una pasarela para abrir circuito desde el Bar del Soto Playa y también junto al pequeño muro de contención con una senda y evitar que se quede como un fondo de saco”, ha indicado el alcalde, quien ha detallado algunas de las particularidades del proyecto como “dos zonas de lavado, con siete pilares-columnas de forja similares a las antiguas, una marquesina finalizada en teja y de madera pino Soria en el interior y unas losas de piedra arenisca y caliza para las labores propias de lavado”. El presupuesto de la obra asciende a 60.000 euros aproximadamente, sin cuantificar el coste ya invertido a través de los propios trabajadores municipales cuya aportación ha sido clave para “adecuar el lavadero al actual nivel del río ya que cuando esta infraestructura funcionaba no existía la presa de los Rábanos y por lo tanto el cauce era mucho más pequeño que el actual. Los trabajos se han centrado en esta fase previa en elevar cerca de un metro la plataforma”. Alberto Domínguez, en representación de la empresa AISA, ha insistido en que “se están buscando los elementos más parecidos a lo que existió y la mayor complicación de la obra ha sido esa elevación del nivel y la recopilación de información sobre el lavadero original. La parte trasera se mantendrá a dos escalones como se aprecia en las imágenes con tejado de madera acabado en teja y lo único que variará será la construcción de una pasarela que comunicará los dos lados y un pasillo como senda”.

Eliseo Gonzalo, por su parte, en nombre de la Asociación, ha insistido en que “esta rehabilitación es una buena noticia ya que siempre hemos pedido poder recuperar este tipo de elementos que son historia de nuestro barrio y de toda la ciudad. Tal vez muchos jóvenes no lo pueden imaginar, pero es bueno que conozcan cómo se lavaba no hace tantos años y es un recurso histórico para que la gente conozca el pasado de su ciudad”. Gonzalo ha recalcado, además, que “esta intervención supone seguir apostando por recuperar el río y por disfrutar de este paraje”.El alcalde Carlos Martínez ha visitado esta mañana la evolución de los trabajos de rehabilitación del antiguo lavadero junto al Bar del Soto Playa y ha estado acompañado por una representación de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Pedro y de la empresa que ejecutará la intervención. Esta actuación, que se espera concluir antes del invierno, se realiza en colaboración con el almacén y los técnicos municipales que ya han avanzando en los trabajos de adecuación de la solera. Durante la reunión a pie de obra, se han podido consultar planos recuperados del Archivo Municipal, imágenes de los años 40 de la instalación original así como conocer los detalles del proyecto y rememorar el uso de este lugar por algunos de los vecinos de la zona quienes siempre han defendido su recuperación.

Carlos Martínez ha insistido en que esta actuación se enmarca dentro del objetivo del equipo de Gobierno “de recuperar patrimonio de todos los sorianos” y también “mantener las señas de identidad de nuestra ciudad”. El alcalde también ha querido destacar el compromiso de la Asociación de San Pedro quien siempre creyó en este proyecto y quien ha sido una firme defensora de las actuaciones en márgenes del Duero para recuperar el río para la ciudad. “Cuando hablamos de hacer ciudad, hablamos de generar patrimonio y legarlo a nuestros hijos, pero también hablamos de recuperar aquellas señas de identidad que se han ido perdiendo por falta de mantenimiento o deterioro durante años”, ha explicado el alcalde, quien ha repasado alguno de estos guiños a la historia en el entorno de San Pedro como “la ermita de San Saturio, las Ruinas de San Nicolás, el Rincón de Leonor, la muralla con sus puertas de acceso en el río, la noria, el propio templete del árbol de la música… la recuperación en un futuro cercano de la fuente antigua de la plaza mayor y ahora este lavadero en el río Duero”.

Desde el Ayuntamiento se ha realizado un trabajo exhaustivo de investigación para intentar localizar los planos antiguos de esta construcción de finales del siglo XIX o principios del XX y que puedo mantenerse operativo hasta la década de los 40, aunque con algunos cambios como se aprecia también en diferentes imágenes recopiladas en las que se observa la desaparición de uno de los laterales. “Vamos a intentar realizar una réplica casi exacta con algunas mejoras como la unión de los dos laterales del lavadero a través de una pasarela para abrir circuito desde el Bar del Soto Playa y también junto al pequeño muro de contención con una senda y evitar que se quede como un fondo de saco”, ha indicado el alcalde, quien ha detallado algunas de las particularidades del proyecto como “dos zonas de lavado, con siete pilares-columnas de forja similares a las antiguas, una marquesina finalizada en teja y de madera pino Soria en el interior y unas losas de piedra arenisca y caliza para las labores propias de lavado”. El presupuesto de la obra asciende a 60.000 euros aproximadamente, sin cuantificar el coste ya invertido a través de los propios trabajadores municipales cuya aportación ha sido clave para “adecuar el lavadero al actual nivel del río ya que cuando esta infraestructura funcionaba no existía la presa de los Rábanos y por lo tanto el cauce era mucho más pequeño que el actual. Los trabajos se han centrado en esta fase previa en elevar cerca de un metro la plataforma”. Alberto Domínguez, en representación de la empresa AISA, ha insistido en que “se están buscando los elementos más parecidos a lo que existió y la mayor complicación de la obra ha sido esa elevación del nivel y la recopilación de información sobre el lavadero original. La parte trasera se mantendrá a dos escalones como se aprecia en las imágenes con tejado de madera acabado en teja y lo único que variará será la construcción de una pasarela que comunicará los dos lados y un pasillo como senda”.

Eliseo Gonzalo, por su parte, en nombre de la Asociación, ha insistido en que “esta rehabilitación es una buena noticia ya que siempre hemos pedido poder recuperar este tipo de elementos que son historia de nuestro barrio y de toda la ciudad. Tal vez muchos jóvenes no lo pueden imaginar, pero es bueno que conozcan cómo se lavaba no hace tantos años y es un recurso histórico para que la gente conozca el pasado de su ciudad”. Gonzalo ha recalcado, además, que “esta intervención supone seguir apostando por recuperar el río y por disfrutar de este paraje”.

Compartir
 

Galería de Imágenes

 

© - Ayuntamiento de Soria - Todos los derechos reservados | Nota Legal | Política de Cookies | Accesibilidad | Mapa web | Quejas y SugerenciasAcceso Correo | Soporte

Plaza Mayor, 9. 42071 - Tlf: 975 234 100 - Fax: 975 234 140