Formulario de búsqueda

FlickrFaceBookTwitterGoogle +Aplicaciones para IOSAplicaciones para AndroidRSS

Carlos Martínez pide una reunión al Ministerio tras la última comisión de la depuradora que desvela que la aportación municipal puede pasar de 7 a 25 millones

• El alcalde ha explicado que en la mesa de trabajo de Acuaes de ayer se confirmó que la obra no podrá comenzar antes de septiembre, que no se conoce el porcentaje de financiación de la Unión Europea y que, además, parte de la planta ya está fuera de plazos ya que según el convenio tenía que haberse comenzado este mes de marzo.

El alcalde de la capital, Carlos Martínez, ha presentado esta mañana el escenario actual administrativo, ejecutivo y de financiación de la depuradora tras la reunión celebrada ayer en Acuaes de la comisión de seguimiento de este proyecto y que ha deparado más incertidumbres que certezas. La comisión ha dejado en el aire la fecha de inicio, con el horizonte de 2015 totalmente inalcanzable y el plazo previsto en el convenio de inicio de obras –marzo de 2014- olvidado, mantiene la incógnita sobre la financiación, pospuesta como pronto para septiembre cuando se despeje el marco europeo, y sobre la adenda, que podría traducirse en una aportación municipal final de cerca de 25 millones de euros y no de de los siete previstos inicialmente con la pérdida, por lo tanto, de la casi totalidad de lo fondos europeos conseguidos en la pasada legislatura (36,6) y así reflejados en el convenio de 2011. El alcalde ha anunciado la petición de una reunión con la ministra de Agricultura con el objetivo de avanzar en este proyecto, “actualmente en claro riesgo”, y buscar posibles alternativas ante el ahora disparado coste y la imposibilidad de cumplir los plazos y acogerse al mejor porcentaje posible del 80% Europa y el 20% Ayuntamientos después de casi tres años perdidos.

Carlos Martínez ha comenzado repasando los escenarios económicos y administrativos sobre esta obra. El alcalde ha recordado que en noviembre de 2011, antes del cambio de Gobierno Central, existía una financiación conseguida, 36,6 millones de euros, un porcentaje, 80%-20%, un plazo, diciembre de 2015 para la justificación de la obra, por lo tanto, cuatro años por delante para la ejecución, todos los trámites hechos a excepción de la Declaración de Impacto, exigida tras la alegación de la Junta, un coste claro para el Ayuntamiento, 7,2 millones de euros, y una ubicación, la misma de la actual depuradora.

El escenario actual a 8 de mayo de 2014, ofrece, sin embargo, un marco económico repleto de incertidumbres. Los proyectos de la depuradora (16,6) y el túnel (35,7) se encuentran en revisión técnica por parte de Acuaes, la posible firma de la adenda para acordar la financiación no llegará antes de septiembre pendiente de las Elecciones Europeas, la composición de sus órganos y el conocimiento de los nuevos fondos. La planta depuradora tiene un plazo de ejecución de 20 meses cuando desde septiembre apenas restarían 15, en el mejor de los casos, para su ejecución. Por ello, sólo entrarían en la financiación 80-20, el 75% del coste de la planta esto es 12 millones, de los que el Consistorio pagaría 2,5 siempre y cuando no se produjera ni un solo contratiempo. El cuatro millones que no se ejecutaran en plazo de la planta, los 35,7 del coste del túnel, los 1,1 de los colectores así como el resto de los gastos técnicos en el caso de que los nuevos fondos fueran 50%-50%, que es el porcentaje que se baraja en el Ministerio, harían que Soria tuviera que pagar cerca de 25 millones de euros por la depurada, esto es prácticamente la mitad de toda la infraestructura. Todo ello, sin entrar, en posibles complicaciones sobre las expropiaciones al tratarse de una obra de interés general.

Carlos Martínez ha explicado que “en conclusión, pasamos de pagar algo más de 7 millones, con el dinero y los plazos asegurados, a poder tener que abonar 25 con los plazos ya pasados y con la financiación, como admite el propio Ministerio, sin conocerse”. El alcalde ha pedido responsabilidades y explicaciones y, por ello, ha confirmado la solicitud de una reunión urgente con la nueva responsable del Ministerio para conseguir que la obra sea viable y pueda llevarse a cabo. Preguntado por los periodistas sobre la postura de los otros municipios afectados, el alcalde ha trasladado que la inquietud del alcalde de Golmayo también es compartida y ha explicado que de una forma muy gráfica “tras la reunión señaló que cada vez que nos reunimos con el Gobierno bajamos un peldaño. Aunque lógicamente es la ciudad de Soria la que más preocupada está. Nos costó mucho conseguir los fondos y no podemos arriesgarnos a esta situación”. “Tenemos 18 meses por delante para poder gastar esos 37,6 millones al 80%-20% y hay que exigir responsabilidades y soluciones a quienes nos han dicho que estamos en plazo, que las obras iban a comenzar en abril, que en diciembre de 2013 iban a esta aprobados los proyectos y que ahora nos dejan en la mesa que nuestra aportación puede pasar de 7 a 25 millones de euros. No nos podemos permitir perder los fondos o que se vallan a otro sitio. Nos tienen que dar una salida a no perder ni un euro y, por supuesto, a la obra de la depuradora”, ha señalado.

Compartir
 
 

© - Ayuntamiento de Soria - Todos los derechos reservados | Nota Legal | Política de Cookies | Accesibilidad | Mapa web | Quejas y SugerenciasAcceso Correo | Soporte

Plaza Mayor, 9. 42071 - Tlf: 975 234 100 - Fax: 975 234 140