Formulario de búsqueda

FlickrFaceBookTwitterGoogle +Aplicaciones para IOSAplicaciones para AndroidRSS
 

Espacios Verdes

Soria tiene el corazón verde y el lujo de lo intacto. Extendiéndose por el collado que la alberga, la ciudad asciende desde el río que la vio nacer, sorteando sin esfuerzo los peligros del estrés y de la prisa. Es la tentación de un paseo, un discurrir encantador por los arrecifes del XXI, dominado por el escaso privilegio de la tranquilidad. Porque esta ciudad que trepa desde el río a la Alameda, vive con el ritmo de los relojes sin precipitaciones, mecida por el aire de la Soria más pura.

Dicen –y es verdad– que la ciudad le dio la espalda al Duero. Cuentan que decidió crecer hacia otras geografías, como amante olvidadiza en brazos de otro perfil urbano. Bajo la mirada cómplice de los cerros del Castillo y el Mirón se fue yendo, mientras el río continuaba abrazándola en su amplia curva de ballesta. Pero siempre se vuelve al primer amor, y puede que fuera por eso por lo que la ciudad emprendiera el regreso, decidida a recuperar las márgenes y el entorno de uno de sus escenarios más hermosos. Envuelta así en paseos y ecos líquidos, la ciudad da hoy la cara a la primavera espléndida, los veranos luminosos, ocres y espectaculares otoños reflejados sobre las aguas, inviernos de nieve y bruma… Y un Duero entretenido en el Sotoplaya, el Paseo de San Polo, las corrientes, los puentes, San Saturio y su ermita, los serrijones calvos, las encinas y los abedules, álamos blancos y temblones, garzas, somormujos, una Sierra llamada Santa Ana, un cielo transparente sobre los versos que junto al río cantaran los poetas.

Duero arriba, con los pulmones sanos y el corazón bien plantado, el centro de la ciudad da cobijo a un mundo sin masificar, en el que el verde se quedó haciendo patria en colegios, calles, plazas… y en su epicentro, la Dehesa.

 

Parque de la Alameda

Alameda de Cervantes

Más conocida como La Dehesa, pues ese fue antaño su uso, este parque en el corazón de la ciudad es un auténtico jardín botánico, con más de 130 especies vegetales. Las cuatro estaciones proponen acercarse a este lugar. Los largos paseos discurren bajo centenarios árboles que en otoño tapizan el suelo con sus hojas. En la parte alta, una amplia pradera conocida como el alto de la dehesa invita a sentarse sobre el césped y disfrutar del buen tiempo en verano. La Rosaleda estalla en olores y colores en primavera. Y las fuentes parecen detenidas en el tiempo los días más fríos del invierno. El parque alberga también la ermita de La Soledad y es lugar de juegos infantiles y populares.

más información ...

Parque del Castillo

El Castillo

Soria nació entre dos cerros, el del Mirón y el del Castillo. Eran épocas de inestabilidad y la ciudad necesitaba de una gran fortaleza para defenderse en caso de conflicto, por lo que se construyó este castillo que ocupaba toda la parte superior del monte. El tiempo y las batallas fueron haciendo mella en él hasta dejarlo completamente arruinado, y entre sus restos nació un parque, un espacio verde y romántico, con excelentes vistas y rincones donde disfrutar del silencio. Algunas edificaciones salpican la zona, como los antiguos depósitos de agua y planta potabilizadora, el Parador de Turismo o una piscina para los más pequeños. 

más información ...

Márgenes del Duero

Los Márgenes del Duero

Hace pocos años la ciudad volvió a mirar a su río, al que tanto le debía. Sus márgenes fueron arregladas y acondicionadas para su uso recreativo, apareciendo parques y columpios, instalaciones turísticas y hermosos paseos junto al Duero. Aguas arriba desde el puente medieval parte un camino jalonado de carteles didácticos, referentes a los aspectos medioambientales y culturales del río. Un poco más abajo, una isla entre dos brazos del Duero conocida como Soto Playa, forma un espacio especialmente atractivo en época otoñal. También nos ofrece un Museo del Agua, donde antaño elevaban este líquido hasta los depósitos del Castillo. Comienza aquí el largo paseo de San Saturio donde se alternan áreas recreativas, con edificaciones reseñables, como el puente de hierro, el Ecocentro, el antiguo lavadero de lanas y al final, en la orilla opuesta, San Saturio.

más información ...

Páginas

 

© - Ayuntamiento de Soria - Todos los derechos reservados | Nota Legal | Política de Cookies | Accesibilidad | Mapa web | Quejas y SugerenciasAcceso Correo | Soporte

Plaza Mayor, 9. 42071 - Tlf: 975 234 100 - Fax: 975 234 140